Entrevista al Embajador Buchan del diario ABC. 4 de julio de 2020

Duke Buchan III
EMBAJADOR DE EE.UU. EN ESPAÑA 

«España desempeñó un papel crucial en el nacimiento de Estados Unidos»
El hombre de confianza de Trump en nuestro país concede a ABC su primera entrevista: «Los Reyes son grandes activos para España» y, subraya, «en mi segunda vida seré español» 

Tasa Google Tras la pandemia estamos listos para trabajar juntos con España y con otros miembros de la OCDE para poder llegar a un acuerdo»
Reconstrucción económica «EE.UU. va a ser clave en la reconstrucción económica de España y España lo será también para EE.UU.»
Visita de Estado de los Reyes «Seguimos trabajando para que finalmente tenga lugar. Sería muy positiva para ambos países»
Legado de España en EE.UU. «Grandes nombres como el de fray Junípero o Bernardo de Gálvez son parte de nuestro ADN»

ESTEBAN VILLAREJO
MADRID
Desde hace dos años y medio Richard Duke Buchan III (Henderson, Carolina del Norte, 1963) es el embajador de EE.UU. en España y Andorra. Gran conocedor de nuestro país -estudió en las universidades de Valencia en 1980 y Sevilla en el curso 83/84concede a ABC su primera entrevista a un medio español desde que está en el cargo. 

Las circunstancias apremiaban: la crisis sanitaria y económica producida por el Covid-19, el derribo de estatuas en actos vandálicos o asuntos bilaterales como los aranceles, la tecnología 5G o el binomio Venezuela-Cuba son prioritarios para el hombre de confianza de Donald Trump en España. Además, hoy es 4 de Julio, día de la Independencia de Estados Unidos, «un país que desde su fundación a la actualidad ha tenido una inmensa influencia hispana», subraya nada más comenzar. 

Empresario y fundador del fondo de capital riesgo Hunter Global Investors, Duke Buchan III destaca igualmente la importancia del momento económico: «EE.UU. va a ser clave en la reconstrucción económica de España tras la pandemia y ayudaremos a crear nuevos empleos. Y España lo será también para EE.UU.». 

Nos recibe en su residencia, en el salón donde ha pasado las jornadas de trabajo durante el confinamiento. Gran amante de los caballos, tiene un equipo de polo. Recientemente se ha comprado una casa en la provincia de Cádiz. Antes de la entrevista, nos enseña su huerto de tomates, con una decena de variedades cultivadas en el jardín de la Embajada.  

Embajador, hoy es un 4 de Julio atípico en EE.UU. y precedido de protestas en todo el país.  

-Lo que está sucediendo en EE.UU. es un debate público, no sólo sobre nuestro futuro, sino también sobre nuestro pasado. No es un rechazo completo de nuestra compleja historia, sino más bien un esfuerzo por reconocer y comprender los lados incómodos y más complicados de las personas y los acontecimientos que dieron forma a EE.UU., incluido el legado europeo en América. Esta conversación sobre la igualdad racial, los derechos civiles, la reforma policial y cómo reconocemos nuestra historia viene sucediendo durante décadas, pero ha estallado nuevamente en las plazas y el discurso público de EE.UU. y en Europa con la trágica muerte de George Floyd y las protestas relacionadas. La diversidad y la inclusión son temas centrales hoy en Estados Unidos y les doy la máxima importancia en mi vida cotidiana. Actualmente, el tema de la igualdad racial y la reforma policial se está discutiendo en todos los niveles del gobierno, en la sociedad civil y el público estadounidense, y es cubierto ampliamente por una prensa libre. Cuando fallamos, tenemos los mecanismos para mejorar.  

Hemos visto el derribo de estatuas como fray Junípero y vandalismo contra Cervantes y Colón. ¿Qué está pasando exactamente?

-Entendemos el desencanto que muchos están expresando en EE.UU. en este momento. Es importante escuchar y hacer un análisis integral para entenderlo a fondo. Hemos visto que parte de esa reacción ha rebosado sobre aquellos que son percibidos por algunos como símbolos del colonialismo. En mi país hay un debate sobre estas acciones y el contexto histórico en el cual se están llevando a cabo. Las protestas pacíficas y las llamadas a mejorar como pueblo son fundamentos del carácter norteamericano, pero hay que respetar el imperio de la ley. Como informó ABC en su portada hace algunos días, el presidente Trump ha dejado muy claro que habrá graves consecuencias para los que participen en actos de vandalismo contra estatuas y monumentos en EE.UU. A fin de cuentas, Estados Unidos es un país hispano y valoramos nuestro legado español. España desempeñó un papel crucial en el nacimiento de mi país, EE.UU. Contribuyó con ayuda militar y económica y posibilitó que el sueño de la creación de una democracia se convirtiera en realidad. Grandes nombres como el de fray Junípero Serra son parte de nuestro ADN, como también lo son Bernardo de Gálvez o Jordi «George» Farragut que lucharon con valentía por EE.UU. durante la revolución americana. Su verdadero legado es haber puesto en marcha lo que Estados Unidos y España son hoy. Socios, aliados y amigos…  

Entonces, ¿no hay hispanofobia?  

-Los estadounidenses no están derribando o desfigurando las estatuas porque odien a España. Los estadounidenses aman a España. Observe la cantidad de turistas y estudiantes norteamericanos que vienen aquí todos los años. Amamos su cultura, su cine, su arte, su comida, su música, su literatura, su idioma. Los estadounidenses aman a España. -¿En qué estado se encuentran las relaciones entre EE.UU. y España? -EE.UU. y España son socios, aliados y amigos. Esto significa mucho. Somos democracias donde se protegen las libertades, la igualdad, el imperio de la ley y los derechos humanos. Las empresas españolas exportan miles de millones a mi país, son líderes en sectores estratégicos como el de las infraestructuras, el farmacéutico, pero también en educación, turismo y otros muchos. Compañías norteamericanas llevan años operando aquí y el interés por realizar nuevas inversiones no deja de crecer. Miles de estudiantes escogen España como destino educativo en el exterior, justo como hice yo mismo hace muchos años. Creo que hay mucho por conseguir en este tipo de intercambios.  

-Sus Majestades los Reyes iban a realizar una visita de estado a Estados Unidos el 21 de abril. ¿Hay alguna posible fecha en el calendario o todo está aparcado aún hasta que se resuelva la pandemia?  

-El Rey Felipe y la Reina Letizia son grandes activos para España. Tienen una gran preparación y su visión de Estado ha sido muy importante para la consolidación de la relación bilateral entre dos países juntos en la historia y el presente hispano. Sus Majestades siempre se han pronunciado de forma impecable en nombre de los españoles. Los Reyes viajaron a la Casa Blanca en 2018 para recalcar el papel de España en Iberoamérica. También visitaron lugares con fuertes conexiones centenarias con España como San Antonio y Nueva Orleans. Aunque la visita de Estado en 2020 ha quedado aplazada por el confinamiento, seguimos trabajando para que finalmente tenga lugar en el momento más adecuado en el futuro. Esta visita de Estado sería muy positiva para ambos países.  

-¿Cómo vivió los 98 días de estado de alarma? ¿Cómo era su día a día durante la pandemia en España?  

-Como cualquier familia, confinados en casa. Nos ha cambiado la vida a todos de una forma inimaginable hace sólo unos meses. Hemos cocinado mucho. ¡He podido comprobar cómo mi perrita Luna perdía peso mientras yo lo ganaba! Pendiente del colegio online de los niños. También hemos tenido que competir por el control del ordenador con nuestros hijos… Pero esto es anecdótico. Comparto el dolor de tantos españoles y estadounidenses que han perdido a seres queridos. Siento mucha admiración por la respuesta de los ciudadanos. Desde nuestro balcón, mi familia también compartió el aplauso diario al esfuerzo y el heroísmo de todos los que trabajan en primeria línea. No puedo estar más de acuerdo con la concesión del premio Princesa de Asturias al colectivo sanitario.  

Dada la situación del Covid en España y las reglas fijadas por la UE, este año no va a ser posible para los norteamericanos venir de turismo…  

-Es importante seguir las recomendaciones de las autoridades y ser prudentes. Dicho esto, este país sigue siendo un destino principal para el turismo norteamericano y para nuestros estudiantes en el futuro. Hemos visto la campaña «España for Sure», un gran esfuerzo para promover el turismo aún más. Tengo planes de quedarme en España con la familia este verano durante todas mis vacaciones, y estoy seguro de que los millones de viajeros norteamericanos que escogen España cada año volverán también cuando sea posible.
-¿Ahora que estamos empezando a salir de la crisis del coronavirus y mirar hacia una mejora de la economía global, ¿qué visión tiene para el futuro de España y de Estados Unidos?  

-Me asombro a diario del ingenio, las ganas, el esmero, y el compromiso de los españoles. Por eso en 2019 EE.UU. y España añadieron un hito importante en su relación económica al actualizar el convenio fiscal bilateral para evitar la doble imposición para las empresas de ambos países. Ahora no hay que tributar dos veces por el mismo producto o servicio y se puede combatir mejor la evasión fiscal. Además, las empresas de ambos países se van a ahorrar miles de millones de euros que podrán reinvertir ahora en crear nuevos puestos de trabajo. Necesitamos volver al trabajo para reactivar la economía. Siempre con seguridad y siguiendo todas las medidas de precaución. Estados Unidos va a trabajar en total sintonía con España para reconstruir nuestras economías juntos, aumentar la inversión, crear nuevos empleos en ambos lados del Atlántico, estimular la innovación y el espíritu empresarial, forjar nuevas conexiones culturales y buscar colaboraciones a través de las instituciones de educación superior para enviar más estadounidenses a España para estudiar y viceversa. Soy muy optimista, tengo buen rollo sobre el futuro. Como dice Rafa Nadal, las remontadas no son cosa de uno solo.  

-¿Cuál ha sido el papel de las empresas privadas de Estados Unidos en la respuesta al Covid-19 en España?  

-Ha existido un apoyo muy fuerte y determinado contra el virus por nuestras empresas. Por ejemplo, Gilead Sciences, una compañía de investigación biofarmacéutica, donó cientos de miles de dosis de su antirretroviral para un estudio del Ministerio de Sanidad contra el Covid-19. Pfizer compartió conocimientos sobre el coronavirus en tiempo real con la comunidad científica. IBM y la NASA pusieron sus supercomputadoras a disposición de los investigadores. Estos son sólo algunos de los cientos de ejemplos del alto nivel de cooperación entre EE.UU. y España en la lucha contra el virus.  

No obstante, en materia económica existe un gran escollo entre EE.UU. y la UE por la conocida tasa Google o «tasa digital». ¿Qué respuesta daría la Administración Trump y cómo podría afectar a un país como España si finalmente se implantara?  

-La innovación es imprescindible para una economía del siglo XXI. El discurso acerca de los impuestos a los servicios digitales a menudo sugiere que están diseñados específicamente para imponer cargas fiscales a ingresos obtenidos por determinadas empresas con sede en EE.UU., lo que implica cierta discriminación. Esto es algo que tenemos que arreglar juntos. El secretario del Tesoro de EE.UU. ha comunicado a la ministra de Hacienda española y a otros ministros de finanzas que EE.UU. no se retira de las negociaciones en la OCDE. Sólo hemos pedido una pausa en las conversaciones para dejar pasar la crisis del coronavirus. Estamos listos para trabajar juntos con España y con otros miembros de la OCDE para poder llegar a un acuerdo multilateral sobre el sistema de impuestos internacionales en una economía global que cada día está más digitalizada.

-Otra gran disputa del Gobierno español con la Administración Trump: en octubre de 2019 entraron en vigor los aranceles impuestos por EE.UU. a España, afectando a productos como el aceite de oliva, aceitunas, mantequilla, vino, quesos o carne de cerdo. ¿Hay algún tipo de negociación para abandonar esa medida?  

-En 2019, el sistema de arbitraje de la Organización Mundial del Comercio, organismo independiente y supranacional, descubrió que los subsidios de la UE a la compañía aeronáutica Airbus causan 7.500 millones de dólares en daños a EE.UU. cada año. Estos subsidios causan desempleo entre trabajadores estadounidenses y dañan un sector importante de nuestra economía. Esperamos reanudar estas conversaciones con Europa pronto.  

-¿Qué supondría para Estados Unidos que la UE o países europeos aislados utilicen la tecnología 5G procedente de China?  

-Esto es muy sencillo. Las empresas tecnológicas chinas están obligadas por ley a compartir con el Gobierno chino la información que recaban de sus clientes. Punto. Y el que tenga el dedo sobre ese botón de control tendrá mucho poder, así que los países deben poder confiar en que las empresas de equipos y software 5G no amenazarán su seguridad nacional, ni su privacidad, su propiedad intelectual o sus derechos humanos. Si los proveedores de telecomunicaciones están sujetos a un gobierno autoritario, como el de China, que carece de un poder judicial independiente o de un estado de derecho, no podrá haber ni confianza,
ni seguridad. Los gobiernos y empresas que suministren equipos 5G deben ser de democracias transparentes donde la justicia sea independiente e imparcial. Ni el Gobierno chino, ni las empresas chinas comparten estas características.  

-¿Pondría en riesgo la colaboración en materia de cooperación militar, inteligencia…?  

-Dada la forma en que se construirán las redes 5G, no habrá partes seguras de una red 5G para equipamiento no fiable. Por tanto, permitir que equipos de telecomunicaciones de proveedores no fiables entren en cualquier parte de una red 5G crea riesgos que deben ser inaceptables para cualquier democracia. De hecho, por esta razón, el Secretario de Estado Mike Pompeo anunció que, a partir del 1 de agosto, todas las conexiones 5G a embajadas y consulados estadounidenses tendrán que atravesar un camino limpio («clean path») que no toque equipos no fiables.  

-¿Qué importancia tienen las bases de Rota y Morón para EE.UU.?  

-El contingente militar de EE.UU. está muy orgulloso de haber sido invitado por España a operar en sus bases. La defensa conjunta es una defensa propia. La contribución de España a la seguridad de la OTAN y de EE.UU. refuerza, a la vez, la seguridad de España. Los cuatro destructores de misiles guiados atracados en la base española de Rota cumplen una serie de misiones que benefician a España, EE.UU., y a Europa. Nuestros marines en Morón se entrenan a diario con fuerzas españolas y operan en las crisis que surgen en África. Agradecemos la colaboración de España acogiendo a estas fuerzas.  

-¿Podría aumentar el número de destructores de EE.UU. en Rota? ¿Está en negociaciones con el Gobierno español sobre eso?  

-La Armada de Estados Unidos ha comenzado a reemplazar cada uno de los cuatro destructores destinados actualmente en Rota por barcos más modernos. Se espera que la transición a los barcos más nuevos haya finalizado para la primavera de 2022. Ambos países exploramos de manera constante nuevas opciones de colaboración en el ámbito de la Defensa, pero por el momento no hay conversaciones concretas sobre la posibilidad de incrementar el número de buques con base en Rota. 

-¿Qué podemos esperar de las próximas elecciones en EE.UU., el 3 de noviembre? Donald Trump contra Joe Biden  

-Bueno, podemos esperar lo que vemos en EE.UU. cada cuatro años. Un debate enérgico, un proceso electoral inclusivo y, en definitiva, respeto a los resultados electorales. La economía será clave en la contienda. Esta es una decisión para todo el pueblo norteamericano.  

-¿Qué mensaje le gustaría trasladar en el día de su Fiesta Nacional?  

-Estados Unidos está con España siempre. Los valores que celebramos en nuestra fiesta nacional no son solamente nuestros. España comparte nuestra pasión por la igualdad, la democracia, la libertad, la inclusión, y la prosperidad económica. Hay que apoyar a todos los pueblos que no los disfrutan y recordarnos a nosotros mismos que la democracia en libertad e igualdad es el mejor sistema para nuestros pueblos. Vamos a seguir trabajando junto con España en la recuperación económica. Mi padre me enseñó que la prosperidad económica resuelve muchos problemas.  

-Tiene una larga historia con España. ¿Nos puede contar un poco de sus experiencias en nuestro país a través de los años?

-Llevo 40 años viajando a España. Mi familia y yo hemos invertido mucho de nosotros en este país. Como otros tantos guiris, llegué primero a estudiar a la Universidad de Valencia y después a la de Sevilla. Desde entonces no he dejado de venir a disfrutar de la cultura española. Entre nosotros, también de su gastronomía. Antes de ser embajador, envié a mis tres hijos a campamentos de verano en España durante cinco años. También vine mucho a hacer negocios. Hace años que puse en pie una fundación en EE.UU. para el avance de varios proyectos relacionados con España. Estoy muy orgulloso de haber realizado, junto a mis hijos, programas STEM («ScienceTechnologyEngineering and Mathematics») para niñas de entornos económicos desfavorables. Cuando fui nombrado embajador, decidí llevar a mis hijos a un colegio español. Ahora incluso tengo una casa en Cádiz y dos perritas, de Málaga y Ávila, ambas españolas de pro. Puedo decir con orgullo que ahora siento que soy sólo medio guiri. En mi segunda vida seré español. 

-La situación en Venezuela sigue sin cambios esperados por EE.UU. ¿Hay algo más que la comunidad internacional deba hacer para que Venezuela vuelva a la democracia?  

-Visité la frontera entre Colombia y Venezuela, en la ciudad de Cúcuta y lo que pude ver allí me rompió el corazón. Vi a niños caminar horas para conseguir comida, familias que abandonaban Venezuela con lo puesto y miles de refugiados en busca de una vida mejor. La crisis política de Venezuela ha llevado a más de 4,8 millones de personas a huir y ha provocado el colapso de los sistemas educativo, económico, industrial y sanitario en un país que en su día fue próspero. Hoy es 4 de Julio y celebramos la democracia, los derechos humanos, la igualdad y las libertades fundamentales, todos ausentes en Venezuela.La cooperación internacional puede dar lugar a una restauración pacífica de la democracia, la estabilidad económica y el Estado de Derecho en Venezuela, y España tiene un papel primordial en este proceso.  

-¿Y Cuba? ¿Sigue importando?  

-La influencia de Cuba en Venezuela ha creado una tragedia. Vamos a crear incentivos para que Cuba vea, para que el pueblo cubano vea, que no es lo mejor para ellos proteger a Nicolás Maduro. Una de las formas en que lo estamos haciendo es a través de la Ley Libertad que permite a los ciudadanos de EE.UU. presentar demandas por sus bienes confiscados en Cuba. Seguimos con preocupación las noticias sobre la detención del corresponsal de ABC en La Habana e insistimos en la importancia de una prensa libre, la cual no existe en Cuba
 

(Pie de foto):

40 años de relación con España

El embajador Duke Buchan III ha querido posar para ABC junto a su esposa, Hannah, sus tres hijos y dos perritas («malagueña y abulense»), ante la celebración del día de la  Independencia de EE.UU. Será especial, pues la pandemia ha obligado a cancelar la tradicional fiesta del embajador en la Legación. Duke Buchan hace gala de su relación con España, adonde vino a estudiar a Valencia y Sevilla, en 1980 y 1983-84. «Desde entonces no he dejado de venir a disfrutar de la cultura española», enfatiza.