Palabras del Embajador Duke Buchan en el acto conmemorativo del 60º aniversario del Programa Fulbright en España

Palabras del Embajador Duke Buchan en el acto conmemorativo del 60º aniversario del Programa Fulbright en España
Museo Nacional del Prado, Madrid
Martes, 16 de octubre de 2018

 

Su Majestad, Señor Ministro, Assistant Secretary Royce, queridos amigos.

Como Embajador me dedico a nuestras relaciones diplomáticas. Ayudo a promover nuestros objetivos económicos y de seguridad más importantes.

 Aun así, reconozco que los gobiernos pasan y las políticas cambian.

Los lazos entre nuestros pueblos hoy van mucho más allá de la política y la economía. – ¡Y no me refiero al fútbol y el jamón!

Para que crezca el afecto entre nuestros pueblos lo más importante es el intercambio educativo.

Abraham Lincoln dijo que la educación “es el asunto más importante en el que nosotros, la gente, nos podemos comprometer.” Yo lo hice y soy una buena prueba de ello.

Llegué a España por primera vez para estudiar en Valencia en 1980, casi 40 años.

Llegué otra vez a Sevilla 3 años después para estudiar.  Pero, mucha fería también.  ¡La educación y la cultura españolas!  Esa experiencia me cambió para siempre. España me enamoró para siempre, ¿cómo no?

Como adulto, he seguido viajando con mi familia a España muchas veces.

He fundado un programa de intercambio que, entre otros asuntos, une a estudiantes de España y Estados Unidos.

Lo que yo hacía a pequeña escala es lo que Fulbright hace a lo grande durante ya 60 años.

Acabo de aprender una palabra en español muy poderosa y profunda. Guiri.  Yo soy un guiri… Pero, pero casi español.  Y como guiri en España os puedo confirmar que el programa Fulbright acerca de verdad a nuestros dos países.

Los resultados de la Fulbright están en esta sala. Sois vosotros. Cientos de becarios jóvenes y veteranos.

Pero Fulbright no son sólo sus primeros 60 años. Es el futuro.

Hoy, el Programa apoya a 288 jóvenes. Docentes, investigadores o estudiantes de posgrado.  134 en Estados Unidos y 154 en España.

Estas impresionantes cifras son una prueba del tremendo compromiso de los gobiernos de España y Estados Unidos.

Me gustaría agradecer la contribución de las empresas al Programa Fulbright.

Su compromiso con la educación a largo plazo se demuestra en la generosidad con el Programa Fulbright.

¡Ahora, las empresas!

Fundación Ramón Areces – Tres becas al año.  ¿Dónde estáis?

Fundación Iberdrola – Dos becas cada dos años. ¿Dónde estáis?

Fundación MAPFRE – Una beca al año. ¿Dónde estáis?

Coca-Cola España – Una beca al año. ¿Dónde estáis?

Cosentino – Una beca al año. ¿Dónde estáis?

Hewlett Packard-España: Una beca al año. ¿Dónde estáis?

Grifols – Una beca cada dos años. ¿Dónde estáis?

Gracias a todos por su gran compromiso. Han dado un ejemplo que espero sigan otros.

Como pueden ver, soy un gran fan del Programa Fulbright.  Ha resistido el paso del tiempo por una simple razón: funciona.

El ministro Borrell es un gran ejemplo de ello. Fue a Stanford en California. Con el apoyo de todos nosotros, no tengo ninguna duda de que el Programa Fulbright va a seguir prosperando.

¡Nos vemos en 10 años para el 70 aniversario! Gracias.