Propuesta de China para imponer legislación de seguridad nacional en Hong Kong

Michael R. Pompeo, Secretario de Estado​

Estados Unidos condena la propuesta del Congreso Nacional del Pueblo de la República Popular China (RPC) de imponer unilateral y arbitrariamente la legislación de seguridad nacional en Hong Kong. La decisión de eludir los procesos legislativos bien establecidos de Hong Kong e ignorar la voluntad de su pueblo sería una sentencia de muerte para el alto grado de autonomía que Pekín prometió a Hong Kong en virtud de la Declaración Conjunta sino-británica, un acuerdo presentado ante la ONU.​

Hong Kong ha florecido como un bastión de libertad. Estados Unidos insta firmemente a Pekín a que reconsidere su desastrosa propuesta, cumpla con sus obligaciones internacionales y respete el alto grado de autonomía, instituciones democráticas y libertades civiles de Hong Kong, que son clave para preservar su estatus especial bajo la ley estadounidense. Cualquier decisión que afecte a la autonomía y las libertades de Hong Kong, tal como está garantizada por la Declaración Conjunta sino-británica y la Ley Básica, impactará inevitablemente nuestra evaluación del sistema Un País, Dos Sistemas y el estado del territorio.​

Estamos con el pueblo de Hong Kong.