Palabras del Encargado de Negocios, a.i., Benjamin Ziff en la Inauguración del “Youth Mediterranean Dialogue”

El Encargado de Negocios a.i. Ben Ziff, participó en la ceremonia inaugural del ¨Youth Mediterranean Dialogue¨, jornadas juveniles internacionales organizadas por el Consejo Atlántico Juvenil Español (COAJE) que tuvo lugar en el CESEDEN el pasado 11 de septiembre, 2017

Permítanme que comience felicitando al Consejo Atlántico Juvenil Español por el extraordinario trabajo realizado en la organización de este Diálogo. Desde hace más de veinte años, este grupo promueve un conocimiento más profundo de la OTAN y del ámbito internacional en materia de seguridad. Gracias por apoyar la iniciativa “Youth Mediterranean Dialogue” de la OTAN y reunir aquí a tantos jóvenes de toda la región mediterránea. Gracias también a nuestros amigos del CESEDEN por acogernos.

Cuando miro a los que estáis en esta sala, me impresiona profundamente vuestro gran interés por los asuntos internacionales y vuestro espíritu de cooperación regional. La voz de los jóvenes en el debate sobre los retos de la política exterior es muy importante. Las decisiones políticas que tomamos hoy tendrán un impacto en vuestra vida durante decenios, por lo que vuestra participación en dicho debate resulta clave. Sea cual sea el rumbo que os marquen vuestros estudios y carreras profesionales, espero que sigáis involucrados activamente en estos asuntos y encontréis formas nuevas e innovadoras de contribuir al diálogo internacional.

Este Diálogo reúne a representantes de cada orilla del Mediterráneo porque todos compartimos un futuro común. Los desafíos en materia de seguridad del siglo XXI – terrorismo, ciberdelincuencia, proliferación nuclear – nos afectan a todos. Estos desafíos no conocen fronteras ni se detienen al borde de ningún mar. Para superarlos, tendremos que trabajar juntos y fortalecer la arquitectura de la seguridad construida y mantenida por los que nos precedieron. La OTAN, la alianza militar más fuerte y de mayor éxito que el mundo ha conocido jamás, constituye una parte fundamental de dicha arquitectura.

La OTAN es más valiosa con España, especialmente por su aportación a las misiones en los países bálticos, el Mediterráneo, Turquía y Afganistán. Y el compromiso de Estados Unidos con la OTAN es inquebrantable. Como ha escrito la nueva Embajadora de Estados Unidos ante la OTAN recientemente, “El Congreso y la administración Trump creen que una alianza de 29 democracias occidentales es mucho más eficaz a la hora de garantizar nuestra seguridad que un país que actúa solo.” Desde que se creó en 1949, la OTAN ha sido siempre capaz de adaptarse y crecer para afrontar nuevos retos.

Hoy, la OTAN puede servir de cimiento para ampliar la asociación con el norte de África y proyectar estabilidad y garantizar que la historia del siglo XXI se caracteriza por la expansión de la paz, la prosperidad y la cooperación internacional.

Resulta apropiado que estemos celebrando este Diálogo hoy, 11 de septiembre. Hace dieciséis años, cuando el pueblo estadounidense lloraba el acto terrorista más mortífero de la historia de Estados Unidos, nuestros aliados de la OTAN estuvieron a nuestro lado.

Por primera vez en la historia de la OTAN, se invocó el artículo cinco del Tratado y la OTAN se movilizó para garantizar la defensa colectiva de la Alianza contra Al-Qaeda y sus cómplices. Hoy, la OTAN sigue siendo un actor clave en nuestra lucha contra el terrorismo. La OTAN está creando una célula de inteligencia antiterrorista que estará plenamente operativa a finales de este año. En mayo, la OTAN se integró formalmente en la coalición internacional contra el ISIS y presta un apoyo esencial que incluye vuelos de vigilancia.

La coalición internacional consta hoy de 73 países, entre los que se incluyen todos los Estados miembro de la OTAN y nuestros socios mediterráneos Marruecos, Túnez, Egipto y Libia.

Gracias al servicio y a los sacrificios de todos los miembros de la coalición, la campaña militar en Irak y Siria está avanzando de forma significativa. El ISIS ha perdido más del 70 por ciento del territorio que controlaba en Irak y más de la mitad de su territorio en Siria.

Juntos, con nuestros socios en la región, liberaremos el resto del territorio y ayudaremos a los civiles a volver a sus hogares y comenzar a reconstruir sus vidas y sus comunidades. Quiero aplaudir el valiente servicio de los soldados y policías españoles que han adiestrado a 30 000 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes entre los que se encuentran las unidades que ayudaron a liberar Mosul este año.

Hemos avanzado extraordinariamente en la lucha contra el ISIS, pero podemos y debemos hacer más. Los trágicos y absurdos atentados perpetrados en Barcelona y Cambrils el mes pasado demostraron de nuevo que la amenaza de grupos terroristas como el ISIS no se limita a un campo de batalla en el extranjero. Exige planteamientos innovadores para responder a los esfuerzos para manipular y radicalizar a nuestros jóvenes a través de internet. Exige el espíritu que hemos visto en Barcelona y en toda España tras los atentados: “no tinc por”, “no tenemos miedo”, “we are not afraid”. Exige una vigilancia constante y una cooperación internacional sólida.

Este Diálogo constituye una muestra del espíritu de cooperación que une a jóvenes de distintas regiones y religiones en busca de soluciones comunes a retos compartidos. Los temas que habéis elegido son señal de vuestra inteligencia como jóvenes líderes. Mientras mantenemos nuestra capacidad disuasoria para garantizar a nuestros aliados de Europa oriental el apoyo necesario para salvaguardar su libertad y su seguridad, hemos de intensificar nuestros esfuerzos para abordar los desafíos en el Mediterráneo y en materia de cooperación para la seguridad en el norte de África.

Estos esfuerzos en el ámbito de la cooperación para la seguridad deben englobarse en un enfoque de conjunto para ayudar a nuestros socios en todo Oriente Próximo a afrontar la amenaza del terrorismo y proteger a la población de atentados y de la radicalización.

Para concluir, espero con mucho interés conocer vuestros consejos respecto a formas innovadoras en las que la OTAN y nuestra asociación mediterránea pueden contribuir a construir un futuro más seguro. Os deseo todo el éxito posible durante este Diálogo y espero trabajar con vosotros para llevar vuestras ideas a la acción. Muchas gracias.