Informes oficiales

Unidad de Análisis y Estudios

La Unidad de Análisis y Estudios ofrece en esta página web información sobre las relaciones bilaterales EE UU-España y los informes oficiales del gobierno de EE.UU. sobre España.

Informe sobre Libertad Religiosa en España 2017 (PDF 375K)

La Constitución protege la libertad religiosa y estipula que los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

Informe sobre los Derechos Humanos en España 2017 (PDF 360K)

El Reino de España es una democracia parlamentaria con una monarquía constitucional. El parlamento es bicameral, las Cortes Generales, formadas por el Congreso de los Diputados (cámara baja) y el Senado (cámara alta). Normalmente, el líder del partido político o coalición mayor es nombrado para encabezar el gobierno como presidente del Consejo de Ministros, equivalente a primer ministro. Las elecciones generales celebradas en junio de 2016 fueron consideradas libres e imparciales por los observadores. Las autoridades civiles mantuvieron el control efectivo de las fuerzas de seguridad. No se denunciaron violaciones flagrantes de los derechos humanos durante el año.

Informe sobre la Trata de Personas en España 2016 (PDF 40K)

El gobierno de España cumple plenamente las normas mínimas para la eliminación de la trata. El gobierno siguió realizando esfuerzos importantes y constantes durante el periodo que abarca este informe, por lo que España se ha mantenido en el nivel uno. Dichos esfuerzos del gobierno consistieron en un mayor número de procesamientos de traficantes, entre ellos los primeros procesamientos de acusados que presuntamente habían obligado a las víctimas a cometer delitos.

Informe sobre el Terrorismo en España 2016 (PDF 30K)

En 2016, España y Estados Unidos colaboraron activamente en la lucha contra el terrorismo internacional. Las autoridades españolas mantuvieron un sólido intercambio de información sobre amenazas terroristas con sus homólogos estadounidenses y trabajaron estrechamente con socios en la región, como Marruecos y Argelia, para desarticular redes de captación y facilitación de combatientes terroristas extranjeros. España también logró los primeros progresos en la puesta en práctica de un programa nacional de lucha contra la radicalización violenta.