Ministro Consejero Conrad Tribble

Conrad Tribble creció en Los Ángeles, California y se unió al Servicio Exterior en 1987. Su carrera diplomática se ha centrado principalmente en Europa y América Latina, pero también ha trabajado en Irak y en numerosos puestos de liderazgo en Washington. Su misión más reciente en el extranjero lo llevó a La Habana (2012-2015), donde ayudó a gestionar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba y la reapertura de la embajada de EE UU como subjefe de misión en la isla. Al regresar a Washington, trabajó durante tres años como subsecretario de estado adjunto para Europa Occidental y la Unión Europea, donde la relación entre EE UU y España era una de sus prioridades. Más recientemente, dirigió la escuela diplomática en el Foreign Service Institute y completó un año como catedrático emérito en el German Marshall Fund de Estados Unidos en Washington.

Los destinos anteriores de Conrad Tribble fuera de EE UU incluyen Santiago de Chile, Puerto Príncipe, Bagdad y dos turnos en Alemania, incluido un año como diplomático de intercambio en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania en Bonn y tres años como Cónsul General en Múnich. En Washington trabajó en asuntos político-militares y de seguridad europea en varios puestos: oficial encargado de Chipre y Coordinador de los programas de cooperación regional del Mar Báltico, oficial superior de vigilancia en el centro de operaciones, y director del departamento de alerta 24 horas de inteligencia e investigación.

Conrad Tribble posee una licenciatura en historia de la Universidad Loyola Marymount en Los Ángeles, una maestría en relaciones internacionales de la University of Southern California y una maestría en estudios de seguridad nacional del U.S. National War College. Antes de unirse al Servicio Exterior, fue estudiante de intercambio en Alemania y profesor voluntario en Honduras. Cantante de toda la vida y músico aficionado, es miembro de la Academia Nacional de las Artes y Ciencias de la Grabación (la Asociación Grammy). También es adicto a los deportes; practica el béisbol, el baloncesto y el fútbol, ​​y ha sido seguidor del FC Bayern de Múnich durante cuarenta años, aunque espera que sus nuevos amigos en España le convenzan de las bondades de animar a equipos españoles también. Conrad y su esposa Christina Tribble, también diplomática estadounidense, tienen cuatro hijos y un perro. Está activo en Twitter y habla español, alemán, francés y algo de criollo haitiano.