Elecciones irregulares del 21 de noviembre en Venezuela

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina del Portavoz
Declaración del secretario Antony J. Blinken
22 de noviembre de 2021

El régimen de Maduro privó una vez más a los venezolanos de su derecho a participar en un proceso electoral libre y justo durante las elecciones regionales y locales que se llevaron a cabo en Venezuela el 21 de noviembre. Lleno de temor sobre la opinión y el voto de los venezolanos, el régimen distorsionó de manera flagrante el proceso para determinar el resultado de esta elección mucho antes de que se realizara la votación. La detención arbitraria y el acoso de actores políticos y de la sociedad civil, la criminalización de las actividades de partidos opositores, la inhabilitación de candidatos de todo el espectro político, la manipulación de los padrones de votantes, la censura constante a los medios de comunicación y otras tácticas autoritarias contribuyeron a censurar el pluralismo político y aseguraron que las elecciones no reflejaran la voluntad del pueblo venezolano.

Estados Unidos apoya el deseo del pueblo de Venezuela de que haya un restablecimiento pacífico de la democracia a través de elecciones libres y justas, con pleno respeto de las libertades de expresión y de reunión pacífica. Felicitamos a los partidos políticos y a los candidatos, al igual que a los votantes, que decidieron participar en este proceso pese a sus falencias, con el fin de preservar y defender un espacio democrático que se necesita de manera acuciante. Sin embargo, ese espacio se ve limitado por los intentos de Maduro orientados a dividir y reprimir a los actores democráticos de Venezuela. Al encarcelar de manera arbitraria por motivos políticos a más de 250 personas según informes, negar a la población su derecho a expresar de manera pacífica sus opiniones y elegir a sus propios líderes, y restringir el acceso de los venezolanos a información veraz, Maduro despoja a los venezolanos de su posibilidad de contribuir a definir su propio futuro. Instamos al régimen de Maduro a que cese la represión y permita que los venezolanos vivan en el país pacífico, estable y democrático que merecen y al que aspiran desde hace tiempo.

Estados Unidos acompaña a todos los venezolanos que, con valentía, procuran construir un futuro mejor para su país. Seguimos apoyando un proceso de negociaciones impulsado por actores venezolanos para restablecer la democracia que merece el pueblo de Venezuela y mitigar el padecimiento que le han causado Maduro y quienes lo apoyan. Respaldamos los esfuerzos de la oposición democrática venezolana y del presidente interino Juan Guaidó. Seguiremos trabajando con socios venezolanos e internacionales empleando todas las herramientas diplomáticas y económicas de las que disponemos para exigir la liberación de quienes han sido detenidos en forma injusta por motivos políticos, la independencia de los partidos políticos, el respeto de la libertad de expresión y otros derechos universales, y el fin de las violaciones de derechos humanos.


Para ver el texto original, ir a: https://www.state.gov/venezuelas-flawed-november-21-elections/

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.