El Encargado de Negocios de EE.UU., Benjamin Ziff, participa en el III Foro de la Herencia Hispana

El 10 de octubre, el Encargado de Negocios de EE.UU., Benjamin Ziff, dio el discurso de apertura en el III Foro de la Herencia Hispana, organizado por The Hispanic Council y organizado en la Escuela de Negocios Deusto de Madrid. Desde 2015, el Foro se ha celebrado para conmemorar el Mes de la Herencia Hispana (del 15 de septiembre al 15 de octubre) en los Estados Unidos, con el fin de llamar la atención sobre las numerosas contribuciones que los hispanos han hecho a la sociedad y la cultura estadounidense. El tema del Foro de este año fue “Lazos entre Estados Unidos y España en el nuevo contexto internacional” y contó con la participación de un panel de eminentes representantes españoles, entre ellos los ex ministros de Relaciones Exteriores Josep Piqué y Trinidad Jiménez, y los ex embajadores españoles en los Estados Unidos Ramón Gil-Casares y Javier Rupérez.

En su discurso, el Encargado de Negocios de EE.UU. Benjamin Ziff destacó que:  “los lazos de España con lo que hoy es Estados Unidos se remontan a antes de nuestra fundación como nación independiente.  Según el censo de Estados Unidos de 2010, más de cincuenta millones de personas residentes en Estados Unidos se identificaban como hispanas o latinas, es decir, el 16 por ciento de la población objeto de estudio. Algunas son descendientes de una ola de migración española a Estados Unidos poco conocida, que tuvo lugar a finales del siglo diecinueve y principios del veinte.  La celebración del Mes de la Herencia Hispana nos anima a detenernos un momento para considerar las aportaciones de los hispano-norteamericanos a nuestro país y, más ampliamente, al mundo. También podemos examinar cómo los vínculos históricos entre los países americanos y España pueden desempeñar un papel en la resolución de los retos comunes de hoy. Ejemplo de ello es la cooperación de Estados Unidos y España en cuestiones de seguridad vitales como la lucha antiterrorista. Como aliados de la OTAN con una sólida relación de socios en materia de defensa y una extensa cooperación en la lucha contra la delincuencia y en seguridad, Estados Unidos y España colaboran codo a codo para combatir el radicalismo violento que pretende amenazar la paz y la tranquilidad de nuestras sociedades libres. Estados Unidos y España también pueden cooperar para apoyar los principios democráticos y el buen gobierno allí donde estén en peligro en América, especialmente donde se encuentren amenazados los derechos humanos y las garantías procesales.”)