Discurso a la Nación del Presidente Trump acerca de Irán

Discurso a la Nación del Presidente Trump acerca de Irán

 

Secretaría de Prensa de la Casa Blanca
Washington, D.C.
8 de enero de 2020

Mientras yo sea presidente de Estados Unidos, nunca se le permitirá a Irán tener un arma nuclear.

Buenos días. Me complace informarles: El pueblo estadounidense debe estar muy agradecido y feliz de que ningún estadounidense haya resultado herido en el ataque de anoche por parte del régimen iraní. No sufrimos ninguna baja, todos nuestros soldados están a salvo y sólo se produjeron daños mínimos en nuestras bases militares.

Nuestras grandes fuerzas estadounidenses están preparadas para cualquier cosa. Irán parece que se está retirando, lo que es bueno para todas las partes interesadas y muy bueno para el mundo.

No se perdieron vidas estadounidenses o iraquíes debido a las precauciones tomadas, la dispersión de las fuerzas y un sistema de alerta temprana que funcionó muy bien. Elogio la increíble destreza y valentía de los hombres y mujeres de Estados Unidos que visten uniforme.

Durante demasiado tiempo, desde 1979, para ser exactos, los países han tolerado el comportamiento destructivo y desestabilizador de Irán en Oriente Medio y más lejos. Esos días han terminado. Irán ha sido el principal patrocinador del terrorismo y su pretensión de lograr de armas nucleares amenaza al mundo civilizado. Nunca permitiremos que eso suceda.

La semana pasada, tomamos medidas decisivas para evitar que un despiadado terrorista amenazara vidas estadounidenses. Bajo mi dirección, el ejército de Estados Unidos eliminó al principal terrorista del mundo, Qassem Soleimani. Como jefe de la fuerza Quds, Soleimani fue personalmente responsable de algunas de las peores atrocidades.

Entrenó a ejércitos terroristas, incluyendo a Hizbolá, lanzando ataques terroristas contra objetivos civiles. Incentivó sangrientas guerras civiles en toda la región. Hirió y asesinó cruelmente a miles de tropas estadounidenses, incluyendo la colocación de bombas en carreteras que mutilan y desmembran a sus víctimas.

Soleimani dirigió los recientes ataques contra el personal estadounidense en Iraq que hirieron gravemente a cuatro militares y mataron a un estadounidense, y orquestó el violento asalto a la embajada estadounidense en Bagdad. En los últimos días, estaba planeando nuevos ataques contra objetivos estadounidenses, pero lo detuvimos.

Las manos de Soleimani estaban empapadas de sangre estadounidense e iraní. Debería haber sido eliminado hace mucho tiempo. Al eliminar a Soleimani, hemos enviado un potente mensaje a los terroristas: Si valoran su propia vida, no amenazarán las vidas de nuestra gente.

A medida que continuamos evaluando opciones en respuesta a la agresión iraní, Estados Unidos impondrá inmediatamente sanciones económicas adicionales al régimen iraní. Estas fuertes sanciones permanecerán hasta que Irán cambie su comportamiento.

En los últimos meses solamente, Irán ha tomado barcos en aguas internacionales, ha disparado un ataque no provocado contra Arabia Saudita y ha derribado dos aeronaves teledirigidas estadounidenses.

Las hostilidades de Irán aumentaron sustancialmente después de que se firmara el insensato acuerdo nuclear iraní en 2013, y se les dieran 150.000 millones de dólares, sin mencionar los 1.800 millones de dólares en efectivo. En lugar de decir “gracias” a Estados Unidos, cantaron “muerte a Estados Unidos”.  De hecho, cantaron “muerte a Estados Unidos” el día en que se firmó el acuerdo.

Luego, Irán inició una campaña terrorista, financiada por el dinero del acuerdo, y creó un infierno en Yemen, Siria, Líbano, Afganistán e Iraq. Los misiles disparados anoche contra nosotros y nuestros aliados fueron pagados con los fondos puestos a su disposición por la pasada administración. El régimen también apretó mucho las riendas de su propio país, incluso recientemente mató a 1.500 personas en las muchas manifestaciones que se están llevando a cabo en todo Irán.

El muy defectuoso PAIC expira en breve de todos modos, y ello abre para Irán un camino claro y rápido hacia la fuga nuclear. Irán debe abandonar sus ambiciones nucleares y poner fin a su apoyo al terrorismo. Ha llegado el momento de que el Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia y China reconozcan esta realidad.

Ahora deben romper con los restos del acuerdo con Irán, o PAIC, y todos debemos trabajar juntos para llegar a un acuerdo con Irán que haga del mundo un lugar más seguro y pacífico. También debemos hacer un trato que permita a Irán avanzar y prosperar, y aprovechar su enorme potencial sin explotar.  Irán puede ser un gran país.

La paz y la estabilidad no pueden prevalecer en Oriente Medio mientras Irán siga fomentando la violencia, los disturbios, el odio y la guerra. El mundo civilizado debe enviar un mensaje claro y unificado al régimen iraní: Su campaña de terror, asesinato y caos no será tolerada por más tiempo. No se permitirá que siga adelante.

Hoy voy a pedir a la OTAN que se participe mucho más en el proceso de Oriente Medio. Durante los últimos tres años, bajo mi liderazgo, nuestra economía es más fuerte que nunca y Estados Unidos ha logrado la independencia energética. Estos logros históricos han cambiado nuestras prioridades estratégicas. Son logros que nadie creía posibles. Y las opciones en Oriente Medio se han hecho disponibles. Ahora somos el principal productor de petróleo y gas natural del mundo. Somos independientes y no necesitamos el petróleo de Oriente Medio.

El ejército estadounidense ha sido completamente reconstruido bajo mi administración, a un costo de 2,5 billones de dólares. Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos son más fuertes que nunca. Nuestros misiles son grandes, poderosos, precisos, letales y rápidos. Hay muchos misiles hipersónicos en construcción.

Sin embargo, el hecho de que tengamos este gran equipo militar no significa que tengamos que usarlo. No queremos utilizarlo. La fuerza estadounidense, tanto militar como económica, es el mejor disuasivo. Hace tres meses, después de destruir el 100 por ciento de ISIS y su califato territorial, matamos al salvaje líder de ISIS, al Bagdadi, que fue responsable de muchas muertes, incluyendo las decapitaciones masivas de cristianos, musulmanes y todos los que se interponían en su camino. Era un monstruo. Al Bagdadi estaba tratando nuevamente de reconstruir el califato de ISIS, y fracasó.

Decenas de miles de combatientes de ISIS han sido muertos o capturados durante mi administración. ISIS es un enemigo natural de Irán. La destrucción de ISIS es buena para Irán, y debemos trabajar juntos en esta y otras prioridades comunes.

Finalmente, al pueblo y a los líderes de Irán: Queremos que tengan un futuro y un gran futuro, uno que se merezcan, uno de prosperidad en su país y armonía con las naciones del mundo. Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la buscan.

Quiero darles las gracias, y que Dios bendiga a Estados Unidos. Muchas gracias. Gracias.  Gracias.

FIN    11:37 horas, hora del este